Publicado:
December 31, 2021

Guía completa: ¿Cómo aprender a manejar un auto estándar?

Por
Eloy Giles
Tiempo de lectura:
11 min.

Desde niños, uno de los deseos que queremos cumplir al crecer es manejar un auto. De grandes, podemos escoger entre un coche de transmisión automática, es decir, uno que se encarga por sí mismo de hacer el cambio de marcha, o uno de transmisión manual, en donde el control lo tiene el conductor mediante una palanca de cambios. 

En esta ocasión, te explicaremos a detalle cómo manejar un auto estándar y cuáles son las recomendaciones que debes seguir para que te conviertas en todo un experto. ¡Ponte el cinturón de seguridad! Es hora de comenzar.

Lo que debes tener en cuenta antes de empezar

A muchas personas les da miedo manejar un auto estándar. Consideran que este tipo de vehículo es más difícil de conducir que uno automático porque requiere la coordinación de varias partes del cuerpo y mucha concentración.

¡No hay que preocuparse! Todo es cuestión de tener la información necesaria y de practicar. Estamos seguros de que, con los consejos que compartimos en esta nota, tendrás todas las herramientas para un aprendizaje más fácil.

Antes de encender el auto, debes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Escoge una escuela de manejo

Para aprender la forma correcta de manejar un auto estándar, lo mejor es inscribirte en cursos de manejo. En las escuelas cuentan con instructores que están capacitados para ofrecerte la información teórica y práctica que debes saber.

En estos centros, hay un carro estándar adaptado para el proceso de enseñanza y con él puedes practicar en un espacio seguro, durante el tiempo que duren las clases de manejo.

La mayoría de las autoescuelas en México están reguladas por la Secretaría de Transporte Estatal y, en la Ciudad de México, por la Secretaría de Transportes y Vialidad (SETRAVI).

2. Encuentra un lugar para practicar

El lugar ideal para empezar a manejar un carro estándar es un espacio plano, amplio, sin tráfico, obstáculos o peatones. Es importante que estés acompañado de una persona que sepa conducir. 

Al principio, puedes intentar recorrer unos pocos metros y, a medida que tengas más seguridad, aumentas la distancia. Después, cuando haya más confianza, es posible que conduzcas por avenidas poco transitadas. 

3. Familiarízate con las partes del auto y ajusta todo lo que sea necesario

Es importante que conozcas el vehículo e identifiques los diferentes elementos que utilizarás durante cualquier recorrido. Entre ellos se encuentran: 

  • Asiento: debe estar a una distancia que te permita pisar de forma fácil y cómoda los pedales. Al agarrar el volante con las manos, tienes que formar un ángulo aproximado de 120°.
  • Freno de mano: es un freno auxiliar, además del ubicado en los pedales, que sirve para inmovilizar las ruedas del coche. Está ubicado a la derecha del asiento del conductor, justo detrás de la palanca de velocidades. 
  • Retrovisores: son los espejos que sirven para ver a qué distancia se encuentran los vehículos que están alrededor. En total son tres: uno al frente, ubicado en el parabrisas, y dos laterales en las ventanas del conductor y del copiloto. Al sentarte en el auto, debes verificar que los retrovisores estén en buena posición. 
  • Pedales: en el coche estándar hay tres pedales. El primero, de izquierda a derecha, es el pedal del clutch, el cual sirve para los cambios de velocidad y transmitir el giro del motor a la caja de cambio. El segundo, el pedal del freno, se usa para detener el vehículo. El tercero, el acelerador, para avanzar.
  • Palanca de velocidades: está ubicada a la derecha del conductor. La palanca de cambios permitirá que el vehículo pase por una primera velocidad cuando arranca, la segunda velocidad cuando avanza, y una tercera, cuarta y quinta velocidad a medida que se acelera. Además, sirve para poner el coche en neutro o reversa. 

4. Usa el cinturón de seguridad

El cinturón de seguridad salva vidas y debe ser utilizado por todas las personas que viajan contigo en el vehículo. Con él, se minimiza el golpe que puede recibir el cuerpo en caso de un choque leve e, incluso, evita que alguna persona se salga del auto cuando el impacto en un accidente es muy fuerte.

Paso a paso: ¿Cómo manejar un auto estándar?

Si ya encontraste un lugar ideal para aprender a manejar un coche estándar, tu asiento está ajustado y conoces muy bien la función de cada uno de los pedales y de la palanca de cambios, ¡es momento de aprender a manejar!

A continuación, compartimos los principios básicos que todo conductor de un coche estándar necesita conocer:

1. Encender el auto estándar y arrancar

Antes de encender tu coche estándar, asegúrate de tener la palanca de cambios en neutro, es decir, que no esté ubicada en ninguna de las cinco velocidades. Prende el vehículo y, para avanzar, pon el pie derecho en el pedal del freno y el izquierdo, en el pedal del clutch, mientras quitas el freno de mano. 

Toma el volante con la mano izquierda, mientras que con la derecha mueves la palanca de velocidades hacia la primera velocidad. Posteriormente, quita el pie derecho del pedal del freno y ubícalo en el acelerador. Mientras retiras lenta y gradualmente el pie del clutch, pisa con suavidad el pedal del acelerador para que puedas avanzar con tu coche.

2. Aumentar la velocidad

Cada vez que necesites hacer un cambio de velocidad, debes pisar el pedal del clutch. Después de arrancar el coche, y cuando el tacómetro del tablero esté entre las 2500 y 3000 revoluciones por minuto, debes poner el pie izquierdo en el clutch, mover la palanca de cambios a la segunda velocidad, y acelerar mientras, poco a poco, retiras el pie del clutch.

Cuando quieras acelerar a la tercera velocidad, la cuarta y la quinta, debes hacer el mismo movimiento coordinado. Aunque al principio parezca complicado, ¡no te preocupes! Recuerda que es cuestión de práctica. Es normal que durante el proceso de aprendizaje el coche se apague en varias ocasiones. 

3. Frenar

Al momento de frenar en tu carro de transmisión manual, también deberás tener en cuenta el pedal del clutch o, de lo contrario, se apagará. 

Cuando necesites detenerte en un semáforo, estacionarte o dar paso a una persona, debes quitar el pie del acelerador y simultáneamente pisar el clutch y cambiar la palanca de velocidad a neutro. Después, pisa el pedal del freno para que te detengas totalmente. 

En el momento en el que te corresponda avanzar, pisa el clutch, cambia la velocidad, quita lentamente el pie del embrague y, a la vez, pisa el acelerador. 

Un dato importante que debes tener en cuenta es que el sistema de frenos de tu vehículo funcione correctamente. Eso te garantizará que el carro se detenga cuando lo requieras.

4. Manejar en reversa

En ocasiones necesitarás echar marcha atrás en tu vehículo. Aquí serán de gran ayuda los espejos retrovisores porque te permitirán asegurarte de que no hay ninguna persona caminando detrás de ti, algún obstáculo u otro carro. 

Para meter la reversa, primero, detén el coche por completo para que no se dañe la caja de velocidades. Usa las luces intermitentes. Pon tu pie izquierdo sobre el clutch y presiona mientras mueves la palanca de velocidades a la R (reversa). Despacio, saca el pie del clutch y simultáneamente pisa el acelerador para que puedas moverte.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

Recomendaciones al conducir en subida

Uno de los mayores retos de manejar un carro estándar es subir por alguna vía, debido a que si el carro se apaga, se puede ir para atrás. Lo recomendable es que practiques una vez que domines los principios básicos de manejo en una zona plana. 

Cuando llegues a una subida, no necesariamente deberás acelerar, ya que tu auto avanzará, pero más lento. Si es muy empinada y debes hacer un cambio de velocidad, pisa el clutch hasta el fondo, sin miedo, mientras mueves la palanca de cambios y aceleras.

Si en el proceso se te apaga el vehículo, usa inmediatamente el freno de mano para evitar que el vehículo se desplace hacia atrás. Para arrancar de nuevo, enciende el auto, pisa el clutch y el acelerador. Vas a escuchar que el motor se revoluciona. Retira el freno de mano, quita el pie del clutch con lentitud mientras aceleras y notarás cómo el coche empezará a subir.  

Si tienes que frenar en subida, simplemente pisa el clutch y el freno o, si te preocupa que el carro se vaya para atrás, mete el freno de mano. Luego repite el proceso que te explicamos para avanzar.

Consejos finales

La paciencia y la confianza en ti mismo son claves para que puedas aprender a manejar tu carro estándar. Quizás en el proceso te provoque rendirte y cambiar a un coche de transmisión automática, pero créenos que llegará un momento en el que podrás conducir sin problemas.

  • Además de saber la teoría y conocer todas las partes del vehículo involucradas en el proceso de manejo, te damos las siguientes recomendaciones para que aprendas a manejar de forma segura: 
  • Practica mucho: mientras más practiques, más rápido te adaptarás a tu auto de transmisión manual. 
  • No quites las manos del volante: conducir un vehículo es una gran responsabilidad. Evita distraerte con un celular, comer u otra acción que ocupe tus manos en algo distinto a tener el volante. 
  • Maneja con un acompañante: al menos durante el tiempo de aprendizaje es mejor que estés con alguien que sepa manejar un auto estándar, te guíe y te dé seguridad.
  • Mantén la calma: no te desesperes cada vez que el auto se apague durante la práctica. Si estás tranquilo, podrás concentrarte y manejar con confianza.

En Crabi queremos que tengas una buena experiencia cuando estés al volante. Conoce más recomendaciones para aprender a manejar en nuestro blog y, cuando estés listo, contrata tu seguro de auto aquí.

Descarga la aplicación y cotiza el seguro de tu auto en minutos.

Bibliografía

Bibliografía:

Eloy Giles
SEO Specialist

Estamos transformando radicalmente el sector asegurador de México. Síguenos para ser testigos de un cambio disruptivo.

Artículos relacionados

Suscríbete para recibir la última información sobre seguros para tu auto.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
Oops! Hubo algún error. Por favor, vuelve a intentar.