Publicado:
December 31, 2021

Mantenimiento Automotriz, todo lo que debes saber

Por
Eloy Giles
Tiempo de lectura:
11 min.

Hay una fórmula que no falla cuando queremos que nuestro vehículo tenga larga vida y funcione de manera óptima. ¿Cuál es? El mantenimiento preventivo.

Muchas veces nos olvidamos de hacer las revisiones periódicas o de cambiar las piezas a tiempo, lo cual nos puede salir más caro a largo plazo.

Así que si eres de los que solo enciende el coche y conduce sin prestar atención a sus necesidades de mantenimiento, sigue leyendo porque este artículo te interesará.


¿En qué consiste el mantenimiento automotriz?

Estar seguros y tranquilos nos suman años de vida y no hay nada que nos dé más calma que tener nuestro automóvil en óptimas condiciones. Para ello, es indispensable realizar chequeos constantes en un taller mecánico especializado y de confianza. 

Sin embargo, a veces desconocemos qué incluye el mantenimiento automotriz o pensamos que nos podría quitar mucho tiempo realizarlo, cuando en realidad nos ahorra dinero porque evitamos una reparación costosa, logramos alargar la vida útil de las piezas y nos brinda seguridad. 

Aquí te contamos cuáles son esos componentes y elementos que debes revisar para que todo marche, literalmente, sobre ruedas: 

1. Llantas

Este es uno de los puntos más importantes a checar, sobre todo, si vas de viaje. Asegúrate de realizar la rotación de los neumáticos y hacer la alineación y el balanceo. Esto evitará el desgaste de las llantas de forma irregular e incluso puede mejorar el consumo de combustible. 

Una de las señales que indica que debes hacer el mantenimiento es que el coche se va de lado o no vuelve a una posición de línea recta de forma suave.

2. Cambio de aceite

Es necesario que realices un cambio de aceite cada tres meses o cada 5000 kilómetros. De esta manera, alargas la vida útil del motor porque mantiene su lubricación y esto reduce la fricción que puede ocasionar el desgaste prematuro del mismo. 

En este punto, también se recomienda cambiar los filtros de aceite, ya que acumulan impurezas y aceite viejo. 

3. Amortiguadores

El mantenimiento preventivo de los amortiguadores es fundamental porque estas piezas son las que ayudan a mantener la estabilidad y el control sobre el auto, además de hacer que el frenado sea seguro. La recomendación general indica que se deben reemplazar cada 20,000 kilómetros, aunque dependerá del esfuerzo al que sean sometidos.
Un indicativo de que los amortiguadores necesitan ser revisados es el ruido constante, la pérdida de estabilidad del coche y el desgaste irregular de las llantas. 

4. Frenos

La revisión del sistema de frenado debe estar sí o sí dentro de nuestro programa de mantenimiento porque es un elemento esencial de la seguridad automovilística. Esto incluye revisar el nivel y la calidad del líquido de frenos, cuidar que sea transparente (si está turbio, deberá cambiarse), checar los discos y tambores de frenos, al igual que el desgaste de las balatas. 

Este mantenimiento se recomienda cuando el kilometraje alcanza los 10,000 kilómetros, sin embargo, si escuchas ruidos o silbidos cuando presionas el pedal de freno, es señal de que ya debes acudir al taller mecánico. 

5. Batería

La batería es de suma importancia, porque alimenta el 80 % del sistema eléctrico del auto, por lo que su buen estado es imprescindible para su buen funcionamiento. Y, aunque la batería tenga una vida útil promedio de 4 años, se recomienda revisarla cada 6 meses o cuando el vehículo ya tenga más de 2 años. 

6. Mangueras

Las mangueras del sistema de refrigeración automotriz son las que transportan el conocido líquido refrigerante entre los diferentes componentes del motor. Una manguera de refrigeración en mal estado puede generar que el motor se sobrecaliente y sufra daños irreparables.

7. Liltros

Además del filtro de aceite, debemos prestar atención a otros filtros que garantizan el correcto funcionamiento del auto ya que retienen las impurezas y evitan la contaminación del motor. Entre ellos el filtro de aire, el cual se recomienda cambiar una vez al año, como mínimo, y el filtro de gasolina.  

8. Alternador y aire acondicionado

Las correas del alternador conectan la polea del motor con las de otros componentes, entre ellos, los de climatización, la bomba de dirección asistida y la bomba de agua. Es de suma importancia mantenerlas en buen estado o cambiarlas con anticipación porque su mal funcionamiento puede dañar el motor.
Por otro lado, cuidar el estado del aire acondicionado del coche también es primordial, pues además de la comodidad que da su uso, su correcto funcionamiento mejora el consumo de combustible.

9. Sistema de luces

Esto es lo que nos permite ver y ser vistos cuando estamos en movimiento, sobre todo, cuando es de noche. Así que no podemos olvidar hacerle mantenimiento automotriz a las luces interiores, las de emergencia, las de frenos, las intermitentes y las delanteras. 

Además de todo lo anterior, también hay que agregar al programa de mantenimiento el chequeo periódico del limpiaparabrisas, los sistemas de enfriamiento, las bujías, los niveles de todos los líquidos, incluso el anticongelante, y posibles fugas. De esta manera, disminuimos las probabilidades de fallas.

¿Cada cuánto tiempo se debe hacer mantenimiento al auto?

La frecuencia recomendada para realizar el servicio automotriz preventivo depende del fabricante, del modelo, del año y del kilometraje del vehículo. 

Cada automóvil nuevo tiene un manual que lo especifica. Algunos establecen que las primeras tareas de mantenimiento se deben realizar a partir de los 5000 kilómetros, otros a partir de los 10 000 y otros a los 15 000.

Después de la primera revisión, por lo general, se recomienda realizar la siguiente cada 10 000 kilómetros o cada 12 meses, lo que suceda primero, y no esperar a que las probabilidades de fallas aumenten.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos
Suscribirme

Tipos de mantenimiento

Existen al menos tres tipos de servicio mantenimiento automotriz. ¡Veamos cuáles son!

Mantenimiento preventivo

Este mantenimiento se enfoca en seguir las recomendaciones de cuidado que da el fabricante del vehículo en cuanto a los espacios de tiempo o kilometraje en los que deben hacerse las afinaciones, el cambio de aceite, la revisión de los sistemas eléctricos o el chequeo de otras piezas y componentes. 

Mantenimiento correctivo

En este caso se refiere a las tareas de mantenimiento correctivo que ocurren durante la reparación o sustitución de partes del automóvil que ya no funcionan adecuadamente o que, de plano, dejaron de servir y requieren repuestos o refacciones. 

Mantenimiento predictivo

Este tiene mucho que ver con los conocimientos y atención que tenga el propietario del vehículo ante ruidos, movimientos fuera de lo común o señales extras de que algo puede estar por fallar y se anticipa a ello. 

En este caso, el mantenimiento tiene que ver con la revisión del nivel del líquido de frenos, el sistema de luces del auto, el funcionamiento del aire acondicionado e, incluso, la respuesta de los amortiguadores. 

Sin embargo, ante cualquier sospecha de que algo anda mal, es recomendable acudir a un técnico especializado para evitar contratiempos. 

Las piezas deben estar en perfecto estado para que el coche funcione correctamente. Cada elemento debe ser reemplazado a tiempo y por un profesional que conozca muy bien el tipo de sistema que utiliza tu vehículo. 

Por ello, en la siguiente sección, te contamos cuáles son esas señales que te alertan de que ya es hora de hacer cambios y a cuáles aspectos prestarle más atención.

Importancia del mantenimiento preventivo

El servicio de mantenimiento automotriz permite tener tu vehículo en las mejores condiciones posibles por un largo tiempo, evitando los daños ocasionados por el desgaste de sus componentes. Sin embargo, tiene otros beneficios, como por ejemplo: 

  1. Eficiencia del combustible: cuando hay fallas de suspensión o bujías desgastadas se puede aumentar el consumo de combustible, lo que se traduce en más dinero gastado y un mal funcionamiento de tu coche. En cambio, al tener todo al día, el consumo de combustible será más eficiente. 
  1. Mayor seguridad y tranquilidad: al saber que todos los sistemas y componentes de seguridad del auto han sido revisados y están bien, tendrás mayor tranquilidad al volante. 
  1. Menos reparaciones costosas: prevenir es la clave para ahorrar no solo dinero en repuestos y mantenimiento correctivo, sino dolores de cabeza. Adelántate a las fallas y realiza el mantenimiento periódico según la marca de tu vehículo. 
  1. Más vida para el motor: el servicio de mantenimiento en este caso significa más kilómetros recorridos de manera óptima. 

Esperamos que apliques todas las recomendaciones para que alargues la vida de tu auto y lo aproveches al máximo. Si necesitas más información como esta, visita el blog de Crabi, el seguro para ti, que estás en movimiento.

Descarga la aplicación y cotiza el seguro de tu auto en minutos.

Bibliografía

Bibliografía:

Eloy Giles
SEO Specialist

Estamos transformando radicalmente el sector asegurador de México. Síguenos para ser testigos de un cambio disruptivo.

Artículos relacionados

Suscríbete para recibir la última información sobre seguros para tu auto.

¡Gracias por suscribirte! Pronto recibirás nuestro primer correo.
Oops! Hubo algún error. Por favor, vuelve a intentar.